La fascitis plantar es una afección muy común en el mundo del deporte, y llega a ser la causa por la que muchos renuncian a la actividad física. De hecho, se estima que 1 de cada 10 personas sufren esta patología.

Por eso, si eres deportista, este post te interesa. Te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre la fascitis plantar, desde qué es hasta como solucionarla si ya la sufres.

¡Vamos a verlo!

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor de talón. Implica la inflamación de una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies. Esta banda recibe el nombre de fascia plantar.

La fascitis plantar o FP suele darse como consecuencia de la sobrecarga de la fascia, ya que la musculatura no está funcionando como debe y se producen micro roturas del ligamento. Cuando estas roturas no se resuelven adecuadamente, se inflaman y se produce la FP.

La fascia plantar desempeña una función biomecánica muy importante al caminar, ya que es la responsable de:

  • Ayudar a mantener el arco plantar
  • Absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo
  • Proteger los huesos metatarsianos, evitando un exceso de flexión dorsal en los dedos

¿Quién suele sufrir esta dolencia?

La fascitis plantar es una patología muy frecuente en los deportistas, especialmente en runners de largas distancias, atletas, futbolistas, etc.

No obstante, también puede aparecer en personas que no practican deporte. Hay una serie de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecerla.

Factores de riesgo

  • Edad: es más común entre los 40 y 60 años
  • Ciertos tipos de ejercicio: las actividades que ejercen mucha presión sobre el talón y los tejidos adheridos, como las carreras de larga distancia, el ballet y la danza aeróbica, pueden contribuir a la aparición de la fascitis plantar
  • La mecánica del pie: los pies planos, un arco alto o un patrón de pisada anormal, como la pronación, pueden afectar a la forma en la que se distribuye el peso cuando se está de pie y aplican tensión sobre la fascia plantar
  • Obesidad o sobrepeso: el exceso de peso hace que la fascia sufra un esfuerzo extra y pueda inflamarse.
  • Estar demasiado tiempo de pie: los trabajadores de fábrica, los camareros y otras personas que pasan la mayor parte del día caminando o de pie sobre superficies duras pueden dañar la fascia plantar.

Síntomas de la fascitis plantar

La fascitis plantar tiene como síntoma principal un dolor agudo y lacerante en la planta del pie, cerca del talón. Por lo general, este dolor es más intenso en los primeros pasos después de levantarnos.

¿Por qué ocurre esto? Esto ocurre porque al no apoyar el pie, la fascia se contrae, se hace más corta, y cuando nos ponemos en marcha y volvemos a caminar, se estira, reduciendo el dolor.

En el caso de los runners, el dolor suele empeorar después del ejercicio, no durante este.

¿Cómo prevenir la fascitis plantar?

Cómo te explicábamos antes, hay una serie de factores que aumentan las probabilidades de sufrir esta patología, de modo que debemos intentar evitarlos y compensarlos:

  • Lo más importante es usar el calzado adecuado para hacer ejercicio y para el día a día, que se adapten a las necesidades del pie, al tipo de pisada, al ejercicio a realizar, con buena sujeción, etc.
  • Evitar también los zapatos de tacón, o evitar llevarlos puestos demasiado tiempo. No caminar durante largos períodos de tiempo con zapatos sin sujeción, como chanclas o pantuflas.

También te puede interesar

Cómo elegir las zapatillas de running

Descúbrelo aquí

  • Evitar el sobrepeso, manteniendo un índice de masa corporal (IMC) dentro de los parámetros normales para nuestras características físicas.
  • Utilizar plantillas de corrección en los casos en los que se cuente con defectos de la pisada, como pie plano, arco demasiado alto o pronación.
  • Realizar estiramientos antes y después del ejercicio, específicos para reducción la presión en la fascia plantar.
  • No permanecer demasiado tiempo de pie, no caminar con los pies descalzos.
  • Al correr, busca superficies lisas, llanas y blandas para alternarlas con el asfalto y que reduzcan el impacto y la presión sobre los pies.

Tratamiento de la fascitis plantar

La mayoría de las personas que sufren fascitis plantar se recupera en unos meses con un tratamiento conservador, que incluye reposo, aplicación de hielo en el área dolorosa y estiramientos o fisioterapia.

Sin embargo, los analgésicos y antinflamatorios como el ibuprofeno pueden aliviar el dolor y la inflamación.

Si las medidas conservadoras no funcionaran tras unos meses, el médico podría recomendarte algún tipo de cirugía u otros procedimientos, como inyecciones o cirugía.

Ejercicios para aliviar el dolor de la fascitis plantar

En Clínicas H3 de fisioterapia nos explican de forma detallada 8 ejercicios para tratar la fascitis plantar y aliviar el dolor. Vamos a verlos:

Deportes Halcón se preocupa por tu salud

En Deportes Halcón consideramos que lo más importante es la salud de nuestros deportistas. Por eso queremos asegurarnos de que tienes las mejores herramientas y la mejor equipación para hacer ejercicio de forma segura.

¿Tienes alguna duda sobre la fascitis plantar? Déjanosla en comentarios.